Tu fisioterapeuta, mejor a tiempo

Tu fisioterapeuta, mejor a tiempo

Muchas veces nuestro cuerpo se queja en forma de molestias o dolor y cuando tomamos la decisión de visitar al especialista para solucionar un problema de salud, descubrimos que ya es demasiado tarde. Esto pasa sobre todo en dolores articulares y musculares. No visitar al fisioterapeuta por el ritmo de vida que llevamos, estresante y a la vez sedentario, hace que aceptemos estos dolores o molestias como algo normal y nos acostumbramos a convivir con ello.

Pero debemos hacer todo lo contrario y las molestias musculares que aquejamos deben ser tratadas por uno de nuestros fisioterapeutas profesionales para, no solo ponerles solución, sino evitar que se conviertan en un mal mayor y, en muchas ocasiones, crónico.

Y es que la prevención es un remedio de multitud de enfermedades y hoy les damos 5 razones (aunque hay muchas más) para que visiten a su fisioterapeuta de Gomermedi al menos una vez al año y comiencen a creer en la medicina preventiva como solución a problemas graves de salud que se desencadenan a medio y largo plazo.

1. Nuestro cuerpo pierde movilidad en músculos y articulaciones a diario

Nuestros músculos y articulaciones van perdiendo movilidad con la rutina diaria. Con sesiones de prevención con nuestro equipo de fisioterapeutas, puedes ralentizar significativamente ese proceso de pérdida de movilidad en tu cuerpo e impedir que llegue a producir dolor.

2. Automedicarse no soluciona el problema

Los antiinflamatorios y analgésicos en realidad no solucionan el problema, simplemente esconden de manera momentánea el dolor, reproduciéndolo tiempo después y en ocasiones creando un efecto rebote difícil de revertir cuando se abandona la medicación.

3. No dejes que los dolores agudos se transformen en crónicos

Si soportamos un dolor eventual y no le damos la importancia que merece, esa molestia que comenzó como algo inofensivo puede ir a más y convertirse, con el tiempo, en algo crónico debido al desgaste y al maltrato al que hemos ido sometiendo a esa parte determinada de nuestro cuerpo.

4. Las lesiones inadvertidas pueden ser difíciles de solucionar con el tiempo

Muchos pacientes se auto diagnostican una determinada enfermedad cuando en realidad tienen otra. Así, podemos creer que tenemos una contractura muscular cuando, en realidad, lo que presentamos es una microrrotura fibrilar. Por eso, si dejamos que estas dolencias se instauren en nuestro sistema muscular, pueden ser más difíciles de solucionar en el futuro, por lo que es necesario acudir a un fisioterapeuta de Gomermedi para que nos indique en realidad cuál es nuestro problema y cómo solucionarlo.

5. Lo normal es eliminar el dolor

No debemos tomarnos el dolor como algo normal, sino como una alerta que nos envía nuestro cuerpo para informarnos de que algo no va bien. Ya sea por enfermedad, por una respuesta al estrés o porque sufrimos de alguna lesión, es preciso tomar conciencia del problema y tratar de ponerle solución cuanto antes, por lo que nuestros expertos fisioterapeutas de Gomermedi te realizarán el tratamiento más adecuado.